Bienvenida


  • SALUDA PRESIDENTE COMITÉ ORGANIZADOR DEL 35 CONGRESO SERAM

    Estimados compañeros:

    Ya está finalizando este año 2020, año del COVID, año de la crisis, año de las dificultades. Un año que nos ha dejado muchas noticias tristes, mucho sufrimiento y mucho estrés. Pero también alguna cosa positiva, como la respuesta del colectivo sanitario ante una crisis tan terrible. Hemos cambiado nuestra forma de vivir y, en la SERAM, también hemos tenido que hacer cambios. Nuestro congreso, uno de ellos.

    Para la SERAM y para sus socios, el Congreso Nacional es una seña de identidad. Un evento de encuentro, en el que compartimos conocimiento y vivencias con nuestros compañeros y amigos. El 35 Congreso iba a celebrarse en mayo de este año y todo apuntaba a un nuevo éxito, tanto en su organización como en su nivel científico. Las circunstancias que todos conocemos nos han impedido hacerlo tal como estaba previsto. Y nos hemos visto en la obligación, después de varios atrasos e intentos de buscar otra solución, de organizar un congreso exclusivamente virtual. Con este formato perdemos parte de lo que buscábamos en los congresos de la SERAM, pero también ganamos. Hemos trabajado para que el formato y los contenidos sean lo más accesibles posibles y esto nos permitirá llegar a más profesionales de la radiología, y que toda la sabiduría que se acumula en el Congreso trascienda más allá de las fechas de su celebración. Es la magia de las nuevas tecnologías, que harán que más radiólogos y más técnicos puedan aprender más y mejor.

    También nos ha permitido adaptarnos a las nuevas tecnologías, a sacar el mayor provecho de ellas, a buscar un programa científico más elaborado, con más contenidos transversales, en un Congreso en el que el conocimiento no se quedará en las aulas cerradas de un palacio de congresos, sino que será accesible desde cualquier lugar del mundo a cualquier hora del día.

    Esto va a ser posible gracias al esfuerzo de muchos: del comité científico, que ha sufrido los vaivenes de las decisiones que había que tomar en cada momento según variaban las cifras de la pandemia; de los radiólogos y técnicos que generosamente aportan su conocimiento con sus charlas y presentaciones; de la Secretaría Técnica, que ha sabido responder con excelencia en cada momento para dar a la SERAM la mejor solución posible; de la Industria, que tiene que hacer una nueva apuesta en un terreno que es desconocido para todos. Desde el Comité Organizador tenemos que dar las gracias a todos. Y también agradecer el esfuerzo de todos los que trabajaron en Zaragoza en la organización local y que han visto que su trabajo no se ha podido hacer realidad por esta nueva situación.

    Estamos convencidos de que este 35 Congreso de la SERAM, el primero en formato virtual, va a ser un éxito. El éxito científico ya está asegurado, dada la calidad del programa que se presenta. Queda que sea un éxito de participación, contamos con nuestros socios para que así sea. Intentaremos, además, que el éxito también sea económico. La SERAM no busca que su financiación dependa del resultado de su congreso, pero el equilibrio entre los gastos y lo que se ofrece debe ser muy cuidadoso. Por eso, se buscará que las tarifas sean lo más bajas posibles, pero que permitan la viabilidad de nuestra sociedad, y se plantearán más adelante todas las becas y ayudas que sean posibles, para intentar que ningún socio de la SERAM se quede sin disfrutar del evento más grande de la Radiología en nuestro país.

    En el momento de escribir esto se estaban aprobando las primeras vacunas para la infección COVID-19 y se empieza a ver un rayo de esperanza. El año 2021 seguro que va a ser mejor, e iremos adaptándonos a una nueva situación. En mayo, con el 35 Congreso de la SERAM, viviremos un ejemplo, con un congreso que, aunque distinto a los previos, va a ser excelente gracias a todos.

    Un abrazo

    Pablo Valdés Solís
    Presidente del Comité Organizador del 35 Congreso SERAM
    Presidente Saliente de la SERAM.
  • SALUDA PRESIDENTE COMITÉ CIENTÍFICO DEL 35 CONGRESO SERAM

    Queridos compañeros y amigos:

    Cuando en diciembre de 2019 se identificaron en Wuhan (Hubei, China) los primeros casos de lo que luego se conocería como enfermedad COVID-19, el programa científico de nuestro 35 Congreso Nacional SERAM a celebrar en Zaragoza, estaba prácticamente concluido, el proceso de acreditación en marcha y toda la infraestructura logística preparada. El crecimiento explosivo del número de casos llevó a la OMS a la declaración de pandemia el 11 de marzo, cuando el virus estaba probablemente más extendido de lo que entonces se creyó.

    El resto es historia, pero nuestra historia, la del Comité Científico del 35 Congreso SERAM, es que, el mismo virus que enfermaba al mundo y confinaba nuestro país, como efecto colateral, hacía también saltar por los aires muchas horas de trabajo y toda la ilusión invertida en el congreso. El estado de alarma hizo inviables las fechas previstas, del 21 al 23 de mayo, y todo era incertidumbre, en relación con una pandemia imparable, que no parecía remitir nunca. No obstante, como todos, volcados en un trabajo asistencial con matices angustiosos y en un aprendizaje y documentación obsesivos sobre una enfermedad de la que desconocíamos casi todo, el congreso había pasado lógicamente a un segundo plano.

    La Junta Directiva SERAM/Comité Organizador, decidió en reunión del 19 de mayo 2020, retrasar el 35 Congreso a mayo de 2021, con el encargo para el Comité Científico de establecer las modificaciones necesarias en el programa que permitiesen la celebración del congreso en forma virtual, en caso de que la evolución de la pandemia hiciese inviable su celebración presencial. La tarea para el Comité Científico era difícil e ingrata, al ser imprescindible una drástica reducción de los contenidos científicos programados, tanto si era viable la opción presencial, debido a la previsible restricción de aforo, como si había que optar por el formato virtual, por la limitación de días y horas de emisión.

    Finalmente, en octubre pasado, el CO/JD decidió que el 35 Congreso SERAM se celebraría definitivamente en modo virtual, entre los días 19 y 26 de mayo de 2021, con el simposio SERAM/RSNA los días 17 y 18. Para entonces, el Comité Científico ya había avanzado su labor, de forma que el nuevo programa está ya muy adelantado. Para todos ellos mi agradecimiento, al igual que para ponentes, moderadores y participantes a cualquier nivel, que han aceptado los inconvenientes derivados de las restricciones en el programa, cambios de fecha, de horario y de formato de las presentaciones, que están teniendo que soportar para que el 35 Congreso SERAM pueda ser viable.

    El rediseño realizado en el programa conserva básicamente los objetivos iniciales, combinando polivalencia en unos aspectos y profundidad especializada en otros. Se mantiene el Simposio SERAM/RSNA precongreso dedicado a “Errores, seudolesiones y variantes normales en Radiología e Imagen diagnóstica”. Parecía obligado incluir una sesión monográfica sobre COVID-19 donde todos los radiólogos pudiésemos compartir nuestra experiencia sobre esta nueva plaga. Para el resto de los espacios disponibles, se han priorizado las sesiones “transversales”, en las que interviene más de un área de conocimiento. Con todo ello, han sido pocos los espacios específicos que han quedado para cada una de estas áreas, aunque todas están representadas en el programa, según frecuentación en congresos previos. El formato virtual limitará el contacto personal, pero no habrá de impedir que los radiólogos podamos compartir conocimiento con eficacia igual o superior al modelo presencial, como parece avalar la experiencia que se va adquiriendo. No obstante, hubiera sido deseo de todos nosotros realizar un congreso de gran calado científico, en un contexto de calor humano, con la tierra aragonesa como anfitriona. Espero que podamos resarcirnos en el Congreso de Málaga, para el que deseo una singladura más tranquila.

    Nunca dudé de la viabilidad del 35 Congreso, aunque alguna vez pude tener motivo. No obstante, no hubiera sido posible sin el empeño, desde el primer momento, de la Junta Directiva SERAM /Comité Organizador y, desde luego, sin el apoyo incansable de la Secretaría Técnica, cuya paciencia y dedicación han sido admirables en todo momento. Quiero agradecer también a la industria, que siempre está ahí, y a todo aquel que en algún momento hizo algo para que el 35 Congreso SERAM siguiese adelante.

    Termino con un mensaje para todos los radiólogos y profesionales vinculados con la Radiología en España y, por qué no, en el resto del mundo.

    ¡Hasta mayo amigos, os esperamos en vuestras casas!

    José M. Artigas Martín
    Presidente del Comité Científico
    35 Congreso Nacional SERAM
Powered by
LogoGP litlle

SOBRE NOSOTROS | F.A.Q | CONTACTO

SERAM2021 | Todos los derechos reservados.